DescubriendoRosario Jueves, 18 de Agosto de 2022


Web: http://utopiasargentinas.blogs...

1867: Rosario alguna vez fue candidata a ser Capital

Rosario alguna vez fue candidata a ser Capital

 



Ya para 1867 Rosario era una ciudad pujante. Su condición de puerto de la Confederación fue una de las claves del desarrollo; la guerra del Paraguay y el abastecimiento por río a las tropas fue la otra.
El vencedor de la batalla de Caseros, el general Justo José de Urquiza,reconoce a Rosario por su apoyo en la lucha contra Rosas y la unge como baluarte de un nuevo proyecto de país. Lo hace disponiendo la libre navegación de los río, la ley de derechos diferenciales y dándole el rango de ciudad.
El diario “La Capital” fue un emprendimiento periodístico promovido por Urquiza, quien para esa fecha ya era un experto en alentar el nacimiento de diarios con claros objetivos estratégicos. 
El término “La Capital” alude a la pretensión de que Rosario fuera la capital de la Argentina. Para esos años la nación carecía de una ciudad capital, motivo por el cual las autoridades nacionales eran consideradas huéspedes de la ciudad de Buenos Aires. Periodistas como Ovidio Lagos y José Hernández van a defender el proyecto rosarino, algo no descabellado en aquellos tiempos, sobre todo cuando una amplia platea política se identificaba con la causa federal y desconfiaba de Buenos Aires y sus pretensiones centralistas. 
La foto que publico corresponde a la vista desde el puerto de Rosario, alrededor del 1900 donde ya se puede notar la cúpula de la Catedral terminada en 1887. Es en ese lugar donde posteriormente se emplazó el Monumento Nacional a la Bandera Argentina, como podemos ver en la foto con vista aérea.

Ya en 1862 va surgiendo la idea de que las autoridades nacionales tuvieran su sede en Rosario. Recién en 1867 el diputado Manuel Quintana presenta el proyecto para que Rosario fuera declarada Capital. La Cámara votó favorablemente y Rosario se aprestaba a recibir a los poderes de la República. El gobernador Oroño había logrado sin dificultad la autorización de la legislatura provincial para ofrecer el territorio comprendido entre el arroyo Saladillo y el Ludueña. Enviada la ley al Senado esa vez la votación fue negativa. Pero ahí no quedó la cosa…
El 26 de mayo de 1868 el Dr. Joaquín Granel vuelve a presentar el proyecto de Manuel Quintana en el Senado , que pese a la cerrada oposición del senador cordobés Piñero que presentó otro proyecto, se reunieron los dos tercios necesarios para aceptar el proyecto de Granel. La sede del gobierno nacional debía trasladarse a Rosario el 1º de enero de 1870. En la Cámara de Diputados se lo aprobó con un ínfimo margen: 20votos contra 19.
Al conocerse la noticia en Rosario la gente salió a las calles para manifestar su júbilo.. Se entiende?. Se logró la aprobación de ambas Cámaras!!!. El rosarino festejó ese logro!!!. Pero apenas unos pocos días más tarde Mitre (poco tiempo antes de dejar la presidencia) vetó la leyargumentando razones de oportunidad. En el Senado Nicanor Oroño dijo : “La cuestión de la capital no es una cuestión de gustos, es una cuestión política y económica de gran trascendencia como todas las que han dividido a los pueblos argentinos, desgarrando en luchas fraticidas el corazón de la patria. Resolver esta cuestión importa para asegurar la paz para todos, hacer la fraternidad en los hechos por el bienestar de todos, creando los vínculos de los mismos intereses materiales que son más fuertes que los de la misma ley”.
Una vez que asume Sarmiento se insistió sobre el tema y se vuelve a lograr su aprobación en ambas Cámaras pero es esta vez Sarmiento el que veta la posibilidad de que Rosario fuera la Capital de la República. Urquiza quería, Sarmiento y Mitre se oponen. Cosas de la historia....
Rosario no es sólo una ciudad que se hizo a sí misma. Que uno puede ir armando en una maqueta uno a uno sus logros con el esfuerzo de su gente. Sino que también tuvo aspiraciones de ser un símbolo de la unión de los argentinos. Todo un orgullo.

FUENTE: UTOPIASARGENTINAS.COM.AR

 

Dejá tu comentario