DescubriendoRosario Sábado, 26 de Noviembre de 2022


1889: Entre el fútbol y el cricket

Rosario: 1889 entre el fútbol y el cricket

 

Ya lo decíamos la semana pasada con los extranjeros llegó a estas tierras, lo que pronto se convertiría en una pasión nacional: el fútbol. Y los encargados de contagiarnos el amor por ese deporte fueron sus inventores, los ingleses, quienes solían jugarlo cerca de sus lugares de trabajo mas frecuentes: los puertos y las estaciones de tren.
Al Club Atlético del Rosario (CAR) le corresponde, desde los comienzos del deporte argentino, la gran satisfacción de haber iniciado y contribuido a la práctica y difusión de muchos de ellos. Ha participado, con su influencia positiva, en la fundación de federaciones, uniones y asociaciones que con el correr de los años se fueron formando en el país para ordenar la vida deportiva nacional.
El Club fue fundado el 27 de marzo de 1867, bajo el nombre de Rosario Cricket Club, por caballeros de origen británico ocupados principalmente en la construcción del ferrocarril Rosario-Córdoba. En 1889 se inauguró la actual "Plaza Jewell", denominada así en agradecimiento a sus donantes,Eduardo y Carlos Jewell, y que puede considerarse hoy como el campo de deportes más antiguo del país. En el año 1905 el CAR participó en la fundación de la Liga Rosarina de Fútbol, con Newells y Rosario Central,entre otros, e interviniendo activamente en sus campeonatos hasta el año 1916.
El mismo año 1889 en el que se inaugura la Plaza Jewell también fue el de la fundación del Club Atlético Rosario Central y el Club Tiro Suizo. Con el C.A. Rosario Central hubo al principio una relación tan estrecha que su primer Presidente, Sr. Colin Bolin Calder, era igualmente socio del Club Atlético del Rosario. 
La práctica del fútbol era común en un grupo de obreros del Ferrocarril Central Argentino que se reunía tras la dura labor en terrenos baldíos de Villa Sanguinetti, en el nacimiento casi de la Avda. Alberdi, incursionando en la práctica rudimentaria de un fútbol que no conocía reglas fijas, número de jugadores ni duración de los partidos.El ejemplo cercano del Atlético del Rosario había prendido y encendía el fervor en los nativos rosarinos.Tampoco eran ajenos en los “picados” de Villa Sanguinetti los directivos de la empresa ferroviaria, que vislumbraron la posibilidad de agruparse -fuera de Atlético del Rosario, cuya principal actividad deportiva era el cricket- en un club que dedicara sus afanes exclusivamente al fútbol.
La idea fue rápidamente propagada por el viejo barrio de Talleres, donde entusiastas rosarinos se dieron a la tarea de limpiar el terreno, montar un par de arcos con troncos de árboles y acondicionar a manera de vestuario un viejo vagón abandonado de las inmediaciones.
Así las cosas, en la víspera de la navidad de 1889, alrededor de 70 personas se dieron cita en un desaparecido café de la avenida Alberdi (donde cien años después se levantaría el Colegio Talleres) y dieron libre rienda a su entusiasmo.
Un inglés, T. Mutton, propuso formalmente la creación de un club de fútbol, sugiriendo para el mismo el británico nombre de “Central Argentine Railway Club”; por aclamación, los asistentes a la reunión dieron aprobación al proyecto, eligiendo presidente de la flamante institución al más fogoso de los oradores de aquella histórica jornada, el ya mencionado mister Colin Bolin Calder, caballero inglés y apasionado por el fútbol.
Los colores que eligieron en un principio para identificar a los jugadores fue el blanco y rojo, que pronto fueron sustituidos por el blanco y azul, dispuestos en dos grandes cuadros colocados en ambas mitades de la camisa.
Esa original combinación permaneció hasta -se presume- aproximadamente 1904, cuando se adoptó la camiseta azul y amarilla, dispuestos en bastones verticales, que siguen siendo identificatorios hasta hoy de Rosario Central, nombre decidido con posterioridad.

Una perlita: en 1889 se realiza la Exposición Mundial en Paris, donde interviene Santa Fé con sus productos, y en la que se realiza para esa exposición la Torre Eiffel, que nunca más es desarmada.

FUENTE: UTOPIASARGENTINAS.COM

Dejá tu comentario