DescubriendoRosario Jueves, 18 de Agosto de 2022


Web: http://archivo.lacapital.com.a...

Memoria de Boliches y Cafés rosarinos

Los cafés de nuestra época hacia fines de los años 40 y principios de los 50 eran, tradicionalmente, para hombres con exclusividad. Se accedía al predio propicio para la confidencia, el escolazo y otras cosas con dieciocho años cumplidos. Los menores entraban acompañados por sus padres.  En los barrios los cafés generalmente tenían cancha de bochas y juego de sapo en el patio de atrás que muchas veces era de tierra. Algunos también tenían una o dos mesas de billar sobre la que jugaban los contertulios. La máquina de hacer café express consistente en un tanque niquelado, redondo y de gran tamaño lleno de pocillos volcados arriba y de canillas abajo _tres o cuatro eran las canillas_, así como el típico mostrador de estaño, eran características infaltables en aquellos cafés que supimos conocer y frecuentar.  Entre los del centro estaba el "Siglo XX" con numerosos billares, en calle Corrientes entre Córdoba y Santa Fe; el "Imperial", debajo de LT2 en la esquina de Corrientes y Santa Fe, donde aún continúa en actividad y donde, en tiempos de la radio con elencos estables, se agrupaban naturalmente los concurrentes del radioteatro; los músicos, y los parroquianos comunes en la parte oeste, sobre la esquina y al lado de las ventanas que dan por Santa Fe.  Otro café de nombradía que había tenido varios domicilios céntricos fue "La Cosechera" que estaba en Rioja 1002. Haciendo cruz con la "La Cosechera" se encontraba la "Confitería Los Dos Chinos", donde los que se querían hacer ver como adinerados, se sentaban en la mesa de la ochava y ponían sobre la tapa un paquete de cigarrillos Saratoga a la vista de los transeúntes que pasaban delante de la ventana.  En Rioja 978, a la vuelta de "Los Dos Chinos" y frente a la disquería de Max Gluksman estaba "Los Veinte Billares", uno muy antiguo donde se disputaban campeonatos y que empezó y terminó llamándose "Olimpia". Al lado existía un café de japoneses más largo que ancho, llamado "Kamachi".

Los japoneses, al frente

Debemos recordar casi obligadamente a otras dos confiterías del centro: la "Córdoba", en la esquina NE de Córdoba y Mitre _donde después se instaló el "Bar Hobby"_ y "La Perfección" que estaba enfrente, o sea en la esquina NO, donde antes estuvo la "Confitería Kamachi". Cerrando la reseña podemos mencionar la existencia de la "Confitería Palace" en Córdoba 1398, donde hoy está la "Confitería Augustus".  Volviendo otra vez a los cafés del centro, se nos aparece en primer lugar "El Cairo" que aún funciona en la esquina de Santa Fe y Sarmiento. En el enorme salón que tenía "El Cairo" había muchas mesas de billar y a la entrada una tarima hacía las veces de escenario donde actuaban orquestas. Otro café muy conocido y muy concurrido era el "Nuevo Madrid" o "Madrid", como le llamaban todos, en Mitre 898, donde se jugaban campeonatos de billar y hacían exhibiciones afamados billaristas como el rosarino Perés, así como los porteños Navarra y los famosos hermanos Carrera. Además podía jugarse al dominó y al ajedrez, habiéndose prohibido los naipes.  Café y restaurant de larga data es "El Ancla", que en la década de los 40 regenteaban Pombo y López y que aún subsiste en Maipú 1101. Otro más viejo era el "Londres" en Maipú y Rioja donde aún se encuentra y que a raíz del conflicto con Inglaterra pasó a llamarse "Malvinas Argentinas", y posteriormente, recuperó su antiguo nombre. Otro muy conocido era el "Yapeyú", en la esquina NE de Entre Ríos y Mendoza, antiguo y espacioso local donde también se daba de comer y donde se reunieron y formaron nueva directiva con José A. Mendoza (Mendocita) al frente, los integrantes de la Unión Argentina de Artistas de Variedades.  Es interesante e ilustrativo señalar a quienes no lo conocieron, la existencia de numerosos cafés atendidos por japoneses, como el "Kamachi”. Otro café de mi preferencia era el "Café Japón", ubicado en Santa Fe 1069.

Historias menudas

Subsiste aún el Café "La Capital" que supo ser de Francisco Parés, en Sarmiento 750, frente a este diario. También está el "Victoria", transformado casi en confitería, en Presidente Roca y San Lorenzo. Aparte de los cafés nombrados estaban los llamados Café y Bar, que eran más o menos lo mismo. Como bar figuraba el "Pancho’s Bar" en San Martín 647; "El Pampa" en Córdoba y Paraguay, el "Perú" en Rioja y Entre Ríos, el "Teléfono", en Santa Fe y Entre Ríos, "Los Colonos", en San Luis y Entre Ríos, el "Astral" en Rioja 970, el de don Ramón Cifré en Sarmiento 716, el "Central" en Corrientes 715, el "Ideal" en Córdoba 950, el "Urquiza" en Corrientes 499 en la esquina del Teatro Colón y otros que escapan a nuestra memoria. Antes se prendía en los cafés la radio para escuchar los partidos, ahora el televisor para ver el fútbol en vivo y en directo, codificado o diferido. Películas y programas musicales son los entretenimientos obligados que se han instalado en los cafés de hoy, donde se gritan los goles más que antes, entre un plato de tallarines y una botella de cerveza. Ah! y también con la presencia de humilde y humeante cafecito al lado del vaso de agua, que también ha vuelto.

FUENTE: http://archivo.lacapital.com.ar/2001/04/22/articulo_231.html

Edición: Stella Maris Coniglio

 

Dejá tu comentario